MONTREAL

La isla divertida

Festivales de todo tipo, calidad europea a precios norteamericanos y mucha noche. Eso y más te espera en esta isla medio sajona, medio francesa.

Para entrar… pasaporte, billete de salida, eTA (autorización de viaje electrónica) y demostrar solvencia económica

Vacunas obligatorias: ninguna

Vacunas recomendadas: la vacuna contra la gripe

Moneda: dólares canadienses (pulsa para ver el cambio con cualquier moneda). Las Autoridades canadienses exigen la declaración de las cantidades superiores a 10.000 dólares canadienses a la entrada en el país.

Clima: continental húmedo.

Mejor época: los meses de verano, con temperaturas cálidas y agradables de 20 a 30º.

Idioma: francés de forma oficial, aunque es ampliamente conocido el inglés, lo que la hace una ciudad bilingüe, y perfecta para aprender cualquiera de los dos idiomas.

Enchufes: voltaje 120V, frecuencia 60Hz y clavijas tipo A y B

Zona horaria: GTM – 4

Prefijo telefónico: 001 ó +1

Ropa recomendable: ropa cómoda y ligera, especialmente de colores claros (que atrae menos mosquitos). Aunque vayas en verano, llévate algo de abrigo para las noches. Si vas en invierno, abrígate y MUCHO.

Pedir información: Embajada de Canadá en España. Torre Espacio. Paseo de la Castellana 259 D 28046 Madrid. Telf.: (34) 91 382 84 00 Fax : (34) 91 382 84 90. Correo electrónico: mdrid@international.gc.ca​Página web

``La perseverancia y la paciencia son clave para alcanzar nuestros sueños.``

Celine Dion

montreal de noche

Montreal, la ciudad más grande de la provincia de Quebec en Canadá, es un vibrante centro cultural conocido por su rica historia, arquitectura impresionante y animada escena artística. Con su mezcla de influencias francesas e inglesas, Montreal ofrece una experiencia única que atrae a millones de visitantes cada año. Esta guía te proporcionará toda la información necesaria para explorar y disfrutar de esta fascinante ciudad.

Ubicada en una isla en el río San Lorenzo, Montreal es una metrópolis dinámica y cosmopolita que se distingue por su diversidad cultural y su carácter bilingüe. La ciudad combina a la perfección la elegancia europea con la modernidad norteamericana, creando un ambiente en el que conviven armoniosamente el pasado y el presente. La influencia francesa es evidente en la arquitectura, la gastronomía y las costumbres locales, mientras que el legado inglés se refleja en sus instituciones y el dinamismo de sus sectores económicos y culturales.

Conocida por ser un importante centro de comercio, industria y finanzas, Montreal también se destaca como una capital cultural y educativa. Alberga algunas de las universidades más prestigiosas de Canadá, como la Universidad McGill y la Universidad de Montreal, atrayendo a estudiantes de todo el mundo y contribuyendo a un ambiente joven y vibrante. Además, la ciudad es sede de numerosos festivales y eventos de renombre internacional, como el Festival Internacional de Jazz de Montreal, el Festival Just for Laughs y el Gran Premio de Canadá de Fórmula 1.

El corazón de Montreal late con fuerza en sus diversos barrios, cada uno con su propio carácter y encanto. El Viejo Montreal (Vieux-Montréal) es una joya histórica con calles adoquinadas, edificios coloniales y la impresionante Basílica de Notre-Dame. El Plateau-Mont-Royal, por otro lado, es conocido por sus coloridas casas victorianas, cafés bohemios y una vibrante vida nocturna. En contraste, el moderno Downtown ofrece rascacielos, centros comerciales y una bulliciosa actividad comercial.

Con su historia rica y su constante evolución, Montreal se presenta como un destino imprescindible para cualquier viajero. Ya sea que te intereses por la historia, la gastronomía, la cultura, la naturaleza o la tecnología, Montreal tiene algo que ofrecerte. Prepárate para explorar y descubrir todos los encantos de esta fascinante ciudad con nuestra guía completa.

Cómo llegar a la ciudad de Montreal:

Desde España existen vuelos directos únicamente desde Barcelona, con las compañías Air Transat, Air Canada y Lufthansa. Si pulsas en el banner puedes buscar las mejores ofertas de cada momento:

Gastronomía en Montreal:

Montreal es famosa por su diversidad culinaria, ofreciendo una experiencia gastronómica única que refleja la rica mezcla de culturas que conforman la ciudad. Aquí puedes disfrutar de una mezcla única de cocina francesa, canadiense y del mundo, cada una contribuyendo con sus propios sabores y tradiciones. La escena culinaria de Montreal es dinámica y variada, desde sofisticados restaurantes de alta cocina hasta acogedores bistrós y animados mercados de alimentos. Algunos platos imperdibles son:

1. Poutine: El poutine es, sin duda, el plato más icónico de Quebec y una delicia que no te puedes perder durante tu visita a Montreal. Este reconfortante plato consiste en papas fritas cubiertas con una salsa gravy caliente y queso en grano que se derrite ligeramente. Aunque puede parecer sencillo, la calidad de los ingredientes y el equilibrio de sabores hacen que sea una verdadera experiencia culinaria. Muchos restaurantes en Montreal ofrecen su propia versión de poutine, a menudo añadiendo ingredientes adicionales como carne de cerdo desmenuzada, foie gras o champiñones para darle un giro gourmet.

2. Bagels de Montreal: Los bagels de Montreal son famosos por su textura densa y ligeramente dulce, resultado de ser hervidos en agua con miel antes de ser horneados en hornos de leña. Este proceso les da una corteza crujiente y un interior masticable que los distingue de los bagels de Nueva York. Dos de las panaderías más emblemáticas para probar estos deliciosos bagels son St-Viateur Bagel y Fairmount Bagel, ambas situadas en el barrio de Mile End. Puedes disfrutar de estos bagels recién hechos con una variedad de ingredientes, desde el clásico salmón ahumado con queso crema hasta combinaciones más creativas.

3. Smoked Meat: El sándwich de carne ahumada de Montreal es otra especialidad local que debes probar. Este sabroso plato consiste en pechuga de carne de ternera curada con especias y ahumada, servida en pan de centeno con mostaza. Schwartz’s Deli, fundado en 1928, es uno de los lugares más famosos y tradicionales para degustar este plato. La carne es tierna y jugosa, y la combinación con el pan y la mostaza crea un equilibrio perfecto de sabores. Otros lugares destacados para disfrutar de smoked meat incluyen The Main y Lester’s Deli.

4. Tourtière: La tourtière es un pastel de carne tradicional de Quebec que generalmente se sirve durante las fiestas navideñas, pero que se puede encontrar durante todo el año en Montreal. Este pastel se elabora con una mezcla de carne molida (generalmente cerdo, ternera o una combinación de ambas) y especias, todo ello envuelto en una masa crujiente. Cada familia y restaurante tiene su propia receta, y probar diferentes versiones puede ser una deliciosa forma de explorar esta tradición culinaria.

5. Influencias Internacionales: Además de los platos tradicionales quebequenses, la escena gastronómica de Montreal se enriquece con una amplia variedad de cocinas internacionales. La diversidad cultural de la ciudad se refleja en la abundancia de restaurantes que ofrecen desde sushi japonés y dim sum chino hasta curry indio y tacos mexicanos. La calle Jean-Talon y el mercado del mismo nombre son excelentes lugares para degustar productos frescos y platos preparados de diferentes partes del mundo.

6. Restaurantes y Bistrós: Montreal cuenta con una impresionante variedad de restaurantes y bistrós que van desde elegantes establecimientos de alta cocina hasta acogedores lugares de comida casual. Restaurantes como Joe Beef y Toqué! son conocidos por su enfoque innovador y su uso de ingredientes locales de alta calidad. Por otro lado, los bistrós como L’Express ofrecen una experiencia culinaria más informal pero igualmente deliciosa, con platos clásicos de la cocina francesa y un ambiente acogedor.

7. Cafés y Pastelerías: La cultura del café en Montreal es vibrante y diversa, con numerosos cafés que ofrecen una experiencia relajada y un excelente café. Lugares como Café Myriade y Pikolo Espresso Bar son conocidos por su café de alta calidad y su ambiente acogedor. Las pastelerías, por su parte, son perfectas para disfrutar de una amplia variedad de dulces y panes frescos, con lugares como Pâtisserie Rhubarbe y Boulangerie Guillaume destacándose por sus productos artesanales.

La escena gastronómica de Montreal es tan diversa como su población. La ciudad es famosa por sus platos icónicos, como el poutine, los bagels al estilo de Montreal y los sándwiches de carne ahumada. Además, su panorama culinario abarca desde bistrós franceses y restaurantes de alta cocina hasta mercados de alimentos y puestos de comida callejera, ofreciendo una amplia gama de sabores y experiencias culinarias para todos los gustos.

Historia de Montreal

Fundada en 1642 como Ville-Marie, Montreal ha crecido hasta convertirse en una de las metrópolis más importantes de América del Norte. Su nombre proviene del Mont Royal, la colina de tres picos en el corazón de la ciudad. A lo largo de los siglos, Montreal ha sido un importante centro de comercio, industria y cultura, reflejando una rica mezcla de influencias francesas, británicas e inmigrantes de todo el mundo.

La historia de Montreal comienza con las primeras naciones indígenas, principalmente los iroqueses y algonquinos, que habitaban la región mucho antes de la llegada de los europeos. Estos pueblos mantenían una relación estrecha con la tierra y el río San Lorenzo, desarrollando una rica cultura y una economía basada en la agricultura, la caza y el comercio.

La llegada de los europeos marcó el inicio de una nueva era para la región. En 1535, el explorador francés Jacques Cartier fue el primer europeo en llegar a la isla de Montreal, aunque no estableció un asentamiento permanente. No fue hasta 1642 cuando el misionero Paul Chomedey de Maisonneuve fundó Ville-Marie, con la intención de convertir a los indígenas al cristianismo y establecer una base estratégica para el comercio de pieles.

Durante el siglo XVII, Ville-Marie creció lentamente debido a los constantes conflictos con las tribus indígenas y las dificultades propias de la colonización. Sin embargo, la ubicación estratégica de la ciudad en el río San Lorenzo la convirtió en un importante centro de comercio y transporte. A finales del siglo XVII, la población comenzó a aumentar y la ciudad se expandió, desarrollando su infraestructura y consolidándose como un centro comercial clave en la Nueva Francia.

Con la firma del Tratado de París en 1763, Nueva Francia fue cedida a Gran Bretaña, marcando el inicio del dominio británico en Montreal. Bajo el dominio británico, Montreal experimentó un rápido crecimiento económico y demográfico. La ciudad se convirtió en un importante puerto y centro industrial, atrayendo a inmigrantes de diversas partes del mundo, incluyendo Escocia, Irlanda e Inglaterra, así como de otras regiones de Europa.

El siglo XIX fue una época de gran expansión y transformación para Montreal. La construcción del Canal de Lachine en 1825 y la llegada del ferrocarril en 1836 impulsaron el desarrollo industrial y facilitaron el comercio. La ciudad se convirtió en el principal centro financiero y comercial de Canadá, superando a Quebec y Toronto en términos de influencia económica.

La segunda mitad del siglo XIX y principios del XX vieron una afluencia masiva de inmigrantes, incluyendo italianos, judíos, griegos y chinos, quienes contribuyeron a la diversidad cultural y al crecimiento económico de la ciudad. Esta mezcla de culturas e influencias ha dejado una huella indeleble en la identidad de Montreal, visible en su arquitectura, gastronomía y vida cultural.

El siglo XX trajo consigo nuevos desafíos y oportunidades. La Gran Depresión de los años 30 afectó severamente a Montreal, pero la ciudad se recuperó rápidamente durante la Segunda Guerra Mundial y los años de posguerra, convirtiéndose en un centro de innovación y modernización. Durante los años 60 y 70, Montreal fue escenario de importantes movimientos sociales y políticos, incluyendo el auge del nacionalismo quebequense y el movimiento por los derechos civiles.

En 1967, Montreal fue sede de la Exposición Universal (Expo 67), un evento que celebró el centenario de la Confederación Canadiense y colocó a la ciudad en el escenario mundial. La Expo 67 atrajo a millones de visitantes y dejó un legado duradero en términos de infraestructura y reconocimiento internacional. En 1976, Montreal también fue la sede de los Juegos Olímpicos de Verano, otro evento de gran importancia que destacó su capacidad para organizar eventos de talla mundial.

En las últimas décadas, Montreal ha continuado evolucionando, adaptándose a los cambios económicos y sociales del siglo XXI. La ciudad ha logrado mantener su rica herencia cultural y su carácter único, al tiempo que se convierte en un centro moderno de tecnología, educación e innovación. Con su vibrante escena artística, su variada gastronomía y su dinamismo multicultural, Montreal sigue siendo una ciudad en constante movimiento y desarrollo.

Hoy en día, Montreal es reconocida como una metrópolis global, con una economía diversificada y una fuerte presencia en sectores como la tecnología, los videojuegos, la inteligencia artificial y las artes. La ciudad sigue atrayendo a millones de visitantes cada año, quienes vienen a disfrutar de su historia, cultura y hospitalidad. A medida que Montreal mira hacia el futuro, su rica historia y su capacidad para reinventarse la posicionan como una de las ciudades más fascinantes y vibrantes de América del Norte.

ciudad de montreal

Atracciones principales de la ciudad

Viejo Montreal (Vieux-Montréal)

El Viejo Montreal es el corazón histórico de la ciudad, donde se encuentran calles adoquinadas, edificios coloniales y la magnífica Basílica de Notre-Dame. Este barrio histórico es uno de los más visitados de Montreal y ofrece una atmósfera encantadora que te transporta a otra época. Pasear por sus calles te permitirá descubrir la rica herencia arquitectónica de la ciudad, con edificios que datan de los siglos XVII, XVIII y XIX.

Una de las principales atracciones del Viejo Montreal es la Basílica de Notre-Dame, una impresionante iglesia gótica construida en 1829. Su interior es aún más espectacular, con vitrales que narran la historia de Montreal y un altar de madera tallada que es una obra maestra del arte religioso. No te pierdas el espectáculo de luces “AURA”, que ofrece una experiencia audiovisual única dentro de la basílica.

La Place Jacques-Cartier es otro punto destacado del Viejo Montreal. Este animado lugar está rodeado de restaurantes, cafés y tiendas, y es un excelente lugar para disfrutar de la vida local. Durante el verano, la plaza se llena de artistas callejeros y eventos, creando una atmósfera festiva.

El Museo Pointe-à-Callière es el museo de arqueología e historia de Montreal, y ofrece una fascinante visión de la evolución de la ciudad desde sus orígenes indígenas hasta la actualidad. El museo está situado en el lugar donde se fundó Montreal y cuenta con excavaciones arqueológicas que se pueden explorar.

El puerto viejo (Vieux-Port) es una zona revitalizada que ofrece una variedad de actividades recreativas. Puedes disfrutar de paseos en bote, alquilar bicicletas o simplemente relajarte junto al río San Lorenzo. En invierno, el puerto se transforma en un centro de actividades invernales, con una pista de patinaje al aire libre y festivales de invierno.

vieux montreal viejo montreal

Mont Royal

El Mont Royal, el parque más grande de Montreal, ofrece vistas panorámicas de la ciudad. Diseñado por Frederick Law Olmsted, el mismo paisajista que diseñó Central Park en Nueva York, Mont Royal es un lugar ideal para actividades al aire libre como senderismo, ciclismo y picnics en verano, y patinaje sobre hielo y esquí de fondo en invierno.

El punto culminante de una visita al Mont Royal es el mirador Kondiaronk, que ofrece una vista espectacular del centro de Montreal y más allá. Este mirador es especialmente popular al atardecer, cuando la ciudad se ilumina bajo los tonos cálidos del sol poniente.

Además de los senderos y miradores, Mont Royal alberga el Beaver Lake, un hermoso lago artificial donde se puede alquilar barcas a pedal en verano y patinar en invierno. El parque también es el hogar de la Cruz de Mont Royal, un monumento iluminado que se erige en la cima de la montaña y es visible desde muchos puntos de la ciudad.

Durante el verano, el Mont Royal es el escenario de los “Tam-Tams“, un evento semanal que reúne a cientos de personas para tocar tambores, bailar y disfrutar de un ambiente festivo al aire libre. Este evento, que tiene lugar todos los domingos cerca del Monumento a Sir George-Étienne Cartier, es una tradición querida por locales y visitantes.

Museo de Bellas Artes de Montreal

El Museo de Bellas Artes de Montreal (MBAM) alberga una vasta colección de arte que abarca desde obras clásicas hasta contemporáneas. Es uno de los museos más importantes de Canadá y ofrece exposiciones temporales y permanentes de alta calidad. Fundado en 1860, el MBAM es el museo de arte más antiguo de Canadá y se compone de varios pabellones que cubren diferentes períodos y estilos artísticos.

La colección permanente del museo incluye más de 41,000 obras, que van desde pinturas, esculturas y grabados hasta artes decorativas y arte contemporáneo. Entre los artistas representados se encuentran nombres famosos como Rembrandt, El Greco, Picasso, Monet y Riopelle.

El MBAM también se destaca por su enfoque en la educación y la accesibilidad, ofreciendo una amplia gama de programas educativos, talleres y visitas guiadas para todas las edades. Además, el museo alberga eventos especiales, conciertos y actividades culturales que enriquecen la vida artística de Montreal.

El edificio del museo en sí es una obra de arte arquitectónica, combinando elementos históricos y modernos. El pabellón Jean-Noël Desmarais, con su impresionante fachada de vidrio, es uno de los íconos arquitectónicos del museo y proporciona un espacio luminoso y acogedor para las exposiciones.

Jardín Botánico de Montreal

Uno de los jardines botánicos más importantes del mundo, el Jardín Botánico de Montreal cuenta con 75 hectáreas de jardines temáticos y 10 invernaderos de exhibición. Fundado en 1931, este oasis de tranquilidad ofrece a los visitantes la oportunidad de explorar la diversidad de plantas de todo el mundo en un entorno cuidadosamente diseñado.

Entre los jardines temáticos más destacados se encuentran el Jardín Japonés, con su serenidad zen y su casa de té tradicional; el Jardín Chino, que cuenta con pagodas, puentes y una impresionante colección de bonsáis; y el Jardín de las Primeras Naciones, que celebra las plantas y tradiciones de los pueblos indígenas de Canadá.

Los invernaderos de exhibición albergan una impresionante variedad de plantas tropicales, cactáceas y suculentas, orquídeas y otras especies exóticas. Cada invernadero recrea un hábitat específico, permitiendo a los visitantes experimentar diferentes ecosistemas bajo un mismo techo.

El Jardín Botánico también organiza numerosos eventos y festivales a lo largo del año, como el “Jardín de Luz“, una espectacular exhibición de linternas en el Jardín Chino durante el otoño, y el “Festival de las Mariposas“, donde miles de mariposas tropicales vuelan libremente en uno de los invernaderos.

Barrio Plateau-Mont-Royal

Pasear por las calles del Plateau es un placer en sí mismo, con sus fachadas coloridas, escaleras exteriores y murales de arte urbano que adornan muchos de los edificios. La calle Saint-Laurent, conocida como “La Main“, y la calle Saint-Denis son dos de las arterias principales del barrio, donde encontrarás una gran variedad de boutiques, galerías de arte, restaurantes y bares.

El Plateau-Mont-Royal es conocido por sus calles llenas de coloridas casas victorianas, tiendas de moda, cafés y una vibrante vida nocturna. Este barrio bohemio y artístico es uno de los lugares más emblemáticos de Montreal y ofrece una experiencia única que combina creatividad, cultura y entretenimiento.

El Parque La Fontaine, uno de los espacios verdes más queridos de la ciudad, se encuentra en el corazón del Plateau. Este parque ofrece amplias áreas para hacer picnics, un lago con patos y senderos para caminar o correr. En invierno, el lago se convierte en una pista de patinaje al aire libre.

El Plateau-Mont-Royal es también el hogar de una vibrante escena musical y teatral. El Teatro de la Verdure en el Parque La Fontaine ofrece espectáculos al aire libre durante el verano, y numerosas salas de conciertos y pequeños teatros presentan una variedad de actuaciones a lo largo del año.

Eventos y Festivales

Montreal es una ciudad que vive y respira cultura, con una gran cantidad de eventos y festivales durante todo el año. Estos eventos reflejan la vibrante y diversa vida cultural de la ciudad, atrayendo a millones de visitantes tanto locales como internacionales. Algunos de los más destacados incluyen:

1. Festival Internacional de Jazz de Montreal: Es uno de los festivales de jazz más grandes y prestigiosos del mundo. Fundado en 1980, este evento anual atrae a artistas y amantes de la música de todas partes del globo. Durante diez días, el centro de Montreal se transforma en un enorme escenario al aire libre, con más de 500 conciertos, de los cuales aproximadamente dos tercios son gratuitos.

El festival no solo presenta a grandes nombres del jazz, sino que también incluye una amplia gama de géneros musicales como el blues, el soul y el funk. Entre los artistas que han actuado en el festival se encuentran leyendas como Miles Davis, Ella Fitzgerald y Stevie Wonder. Además de los conciertos, el festival ofrece talleres, conferencias y actividades para todas las edades, convirtiéndose en una verdadera celebración de la música.

2. Just for Laughs: El festival Just for Laughs (Juste pour rire) es el festival de comedia más grande del mundo, que presenta a algunos de los mejores comediantes internacionales y locales. Fundado en 1983, este evento se lleva a cabo cada julio y ofrece una combinación de espectáculos en vivo, galas de comedia, programas de televisión y eventos callejeros.

El festival es conocido por su capacidad para descubrir nuevos talentos y lanzar la carrera de muchos comediantes que luego se convierten en estrellas internacionales. Entre los artistas que han actuado en Just for Laughs se encuentran Jerry Seinfeld, Kevin Hart y Amy Schumer. Además de los espectáculos en teatros, el festival organiza eventos gratuitos al aire libre en el Quartier des Spectacles, creando una atmósfera festiva en toda la ciudad.

3. Festival de los Luces (Montréal en Lumière): El Festival de los Luces, también conocido como Montréal en Lumière, es un festival invernal que ilumina la ciudad con impresionantes instalaciones de luz y ofrece una variedad de actividades al aire libre. Celebrado cada febrero, este evento transforma el frío invierno en una vibrante celebración de la luz, la gastronomía y las artes.

El festival cuenta con una serie de espectáculos de luces, proyecciones artísticas y esculturas iluminadas que crean un paisaje urbano mágico. Además, ofrece una amplia gama de actividades, desde patinaje sobre hielo y deslizamiento en trineo hasta conciertos y actuaciones callejeras. Una de las atracciones más populares es la “Nuit Blanche“, una noche en la que museos, galerías y otros espacios culturales permanecen abiertos hasta altas horas de la madrugada, ofreciendo eventos especiales y entrada gratuita.

4. Festival Internacional de Cine de Montreal (FIFM): Es un evento que celebra el arte del cine y presenta una selección de películas de todo el mundo. Fundado en 1977, el festival se celebra anualmente en agosto y atrae a cineastas, actores y cinéfilos de todo el mundo.

El FIFM ofrece una plataforma para cineastas emergentes y consolidados, presentando una amplia variedad de géneros y estilos cinematográficos. Además de las proyecciones, el festival organiza talleres, paneles de discusión y eventos de networking, proporcionando una oportunidad única para aprender y conectarse con profesionales de la industria del cine.

5. Festival de Música Osheaga: Es uno de los eventos musicales más importantes de Canadá, atrayendo a decenas de miles de fanáticos de la música cada año. Celebrado en el Parc Jean-Drapeau durante el verano, Osheaga presenta una impresionante alineación de artistas de renombre mundial y talentos emergentes, abarcando una variedad de géneros como el rock, el pop, el indie y la música electrónica.

Además de la música, Osheaga ofrece una experiencia completa con instalaciones de arte, actividades interactivas y una amplia selección de opciones de comida y bebida. El festival se lleva a cabo en un entorno natural impresionante, proporcionando un escenario perfecto para disfrutar de la música y el arte en un ambiente relajado y festivo.

6. Igloofest: Es un festival de música electrónica único que se celebra al aire libre en pleno invierno. Desde enero hasta febrero, los fanáticos de la música electrónica se reúnen en el puerto viejo de Montreal para disfrutar de sesiones de DJ, pistas de baile al aire libre y una atmósfera de fiesta en un entorno invernal. Los asistentes suelen vestirse con trajes de esquí coloridos y extravagantes, añadiendo un toque de diversión al evento.

Igloofest se ha convertido en un evento icónico de Montreal, atrayendo a DJs de renombre internacional y a miles de amantes de la música cada año. Las espectaculares proyecciones de luz y las instalaciones artísticas crean un ambiente electrizante que calienta las noches frías de invierno.

festival montreal

Mejores Hoteles de Montreal

Montreal cuenta con una amplia gama de opciones de alojamiento que van desde lujosos hoteles cinco estrellas hasta acogedores bed and breakfasts y hostales boutique. Aquí te presentamos algunos de los mejores hoteles de Montreal que garantizan una estancia cómoda y memorable.

      1. Fairmont The Queen Elizabeth: es uno de los hoteles más icónicos de Montreal. Ubicado en el corazón del centro de la ciudad, este hotel de lujo ha acogido a innumerables dignatarios y celebridades desde su apertura en 1958. Las habitaciones y suites están elegantemente decoradas, y las instalaciones incluyen un spa, una piscina cubierta y varios restaurantes de primera clase. Reserva aquí.
      2. Hôtel Le Crystal: es un hotel boutique de lujo conocido por su servicio excepcional y su ambiente moderno. Situado cerca del distrito comercial de Montreal, este hotel ofrece suites amplias y bien equipadas, muchas de ellas con vistas impresionantes de la ciudad. Los huéspedes pueden disfrutar de la piscina en la azotea, el spa y el restaurante La Coupole. Reserva aquí.
      3. Sofitel Montreal Golden Mile: combina elegancia francesa con la sofisticación moderna. Ubicado en el prestigioso distrito de Golden Square Mile, este hotel ofrece habitaciones lujosamente decoradas, un restaurante gourmet, un bar elegante y un centro de fitness. Su ubicación céntrica lo hace ideal para explorar las principales atracciones de Montreal. Reserva aquí.
      4. Le Saint-Sulpice Hotel: es un hotel boutique ubicado en el corazón del Viejo Montreal. Este encantador hotel ofrece suites espaciosas con cocinas completamente equipadas y balcones privados. Su ubicación privilegiada permite a los huéspedes explorar fácilmente las atracciones históricas, tiendas y restaurantes del Viejo Montreal. Reserva aquí.
      5. Hotel William Gray: es un elegante hotel boutique que combina elementos históricos y modernos. Situado en el Viejo Montreal, este hotel ofrece habitaciones y suites elegantemente diseñadas, un restaurante de alta cocina, una terraza en la azotea con vistas panorámicas y un spa de lujo. Su ubicación céntrica y su ambiente sofisticado lo convierten en una opción popular para los viajeros. Reserva aquí.

Mejores Restaurantes de Montreal

La escena gastronómica de Montreal es una de las más vibrantes y diversas de América del Norte. Desde alta cocina hasta delicias locales, la ciudad ofrece una experiencia culinaria única. Aquí te presentamos algunos de los mejores restaurantes de Montreal que no te puedes perder.

      1. Joe Beef: es un restaurante icónico de Montreal conocido por su enfoque en ingredientes locales y su ambiente acogedor. Ubicado en el barrio de Little Burgundy, este restaurante ofrece un menú que cambia regularmente, presentando platos innovadores y sabrosos. Las reservas son esenciales debido a su popularidad.
      2. Toqué!: es uno de los restaurantes más prestigiosos de Montreal, dirigido por el renombrado chef Normand Laprise. Situado en el centro de la ciudad, Toqué! es conocido por su cocina de autor que destaca ingredientes locales y de temporada. El menú degustación es una experiencia culinaria que no te puedes perder.
      3. Au Pied de Cochon: es un restaurante que celebra la cocina quebequense con un enfoque único y audaz. Fundado por el chef Martin Picard, este restaurante es famoso por sus platos ricos y decadentes, como la famosa poutine con foie gras. La experiencia gastronómica aquí es auténtica y memorable.
      4. L’Express: es un bistró francés clásico ubicado en el Plateau-Mont-Royal. Con su ambiente acogedor y su menú que presenta platos tradicionales franceses como el steak tartar y la sopa de cebolla, L’Express se ha convertido en un favorito tanto para locales como para visitantes. No se aceptan reservas, por lo que es recomendable llegar temprano.
      5. Schwartz’s Deli: es una institución en Montreal y una visita obligada para los amantes de la carne ahumada. Fundado en 1928, este deli ofrece el famoso sándwich de carne ahumada de Montreal, que se sirve en pan de centeno con mostaza. La experiencia en Schwartz’s es auténtica y deliciosa, con una atmósfera retro que añade a su encanto.

Si te has quedado con ganas de saber más, en este video puedes ir conociendo un poquito más de México DF:

¡Contenido protegido! Plagiar es un delito