receta autentica pasta carbonara

Pasta Carbonara con Huevo y Sin Nata – Receta Italiana Auténtica

La Pasta Carbonara es uno de los platos más emblemáticos de la cocina italiana. Originaria de Roma, esta receta se caracteriza por su simplicidad y su sabor intenso. A continuación, te mostramos cómo preparar la auténtica Pasta a la Carbonara italiana, respetando la tradición y utilizando ingredientes genuinos.

  • 400 gramos de pasta espagueti (aunque se puede hacer con cualquier otra pasta: rigatoni, tagliatelle, penne / macarrones, etc)
  • 200 gramos de guanciale (puede sustituirse por panceta, papada o bacon si no encuentras guanciale)
  • 4 yemas de huevo
  • 100 gramos de queso Pecorino Romano rallado (o en su defecto, Parmiggiano Riggiano)
  • Sal y pimienta negra al gusto

Preparación de la Receta

1. Cocción de la Pasta: Cocina la pasta en abundante agua con sal hasta que esté al dente, siguiendo las instrucciones del paquete.

cocer spaghettis

2.Preparación del Guanciale: Mientras la pasta se cocina, corta el guanciale en tiras y fríelo en una sartén sin aceite a fuego medio hasta que esté crujiente. Reserva.

4. Combinación Final: Una vez cocida la pasta, escúrrela y reserva un poco del agua de cocción. Añade la pasta caliente a la sartén con el guanciale y mezcla bien. Retira la sartén del fuego y agrega la mezcla de yemas y queso, removiendo rápidamente para que el calor de la pasta cocine las yemas sin que se conviertan en huevos revueltos. Si es necesario, añade un poco del agua de cocción reservada para obtener una consistencia más cremosa.

pasta carbonara con huevo y guanciale

5. Servir: Sirve inmediatamente, añadiendo más queso Pecorino y pimienta negra al gusto.

Trucos y Consejos

Selección de Ingredientes

  • Guanciale: La auténtica Carbonara se hace con guanciale, que es la mejilla del cerdo curada. Si no puedes encontrar guanciale, la panceta es un buen sustituto, pero evita usar bacon ahumado, ya que su sabor no es el mismo.
  • Queso: Utiliza siempre Pecorino Romano auténtico. Este queso tiene un sabor fuerte y salado que es esencial para la Carbonara. Evita sustituirlo por Parmigiano Reggiano, aunque este también sea un queso italiano de alta calidad.
  • Huevos: Usa huevos frescos de buena calidad. La cremosidad de la salsa depende de las yemas de huevo, así que no escatimes en la calidad.
Leer también:  Gazpacho Andaluz

Preparación

  • Temperatura: Es crucial mezclar la pasta con la mezcla de huevo fuera del fuego. El calor residual de la pasta es suficiente para cocinar las yemas y formar una salsa cremosa sin que se conviertan en huevos revueltos.
  • Agua de Cocción: Guarda siempre un poco del agua de cocción de la pasta. Este agua, rica en almidón, puede ayudar a ajustar la consistencia de la salsa si queda demasiado espesa.
  • Guanciale: Cocina el guanciale a fuego medio hasta que esté crujiente. No uses aceite adicional, ya que el guanciale soltará su propia grasa. Esta grasa es una parte importante del sabor de la Carbonara. Asegúrate de no quemar el guanciale; debe estar dorado y crujiente pero no quemado.
  • Bate bien las yemas antes de añadir el queso Pecorino. Esto asegura una mezcla uniforme y ayuda a evitar grumos en la salsa.
  • Añade pimienta negra recién molida a la mezcla de yemas y queso. La pimienta es un componente clave en la Carbonara, aportando un toque picante y aromático.

Combinación Final, Presentación y Servicio

  • Cuando combines la pasta caliente con el guanciale y la mezcla de yemas, hazlo rápidamente y con movimientos suaves pero constantes. Esto ayuda a emulsionar la salsa y cubrir la pasta de manera uniforme.
  • Si la salsa parece demasiado espesa, añade un poco del agua de cocción reservada, cucharada por cucharada, hasta obtener la textura deseada.
  • Sirve la Carbonara inmediatamente después de prepararla. Este plato no debe reposar mucho tiempo antes de ser consumido.
  • Añade un poco más de Pecorino Romano rallado y pimienta negra recién molida justo antes de servir para un toque final de sabor.
  • Aunque la receta auténtica no lleva crema, algunas personas prefieren añadir un toque de nata líquida para una salsa aún más cremosa. Esto, sin embargo, no es tradicional.
  • Si te gusta el ajo, puedes frotar un diente de ajo cortado en la sartén antes de cocinar el guanciale para dar un sutil sabor a ajo sin añadirlo directamente a la receta.
  • Maridaje: Acompaña la Carbonara con un vino blanco seco italiano, como un Pinot Grigio o un Frascati, que complementará los sabores del plato sin abrumarlos.
  • ¿Necesitas recalentarlo? Si necesitas recalentar la Carbonara, hazlo a fuego lento y añade un poco de agua de cocción reservada o nata para evitar que la salsa se seque y se corte.
Leer también:  Pasta Cacio e Pepe

Preparar la auténtica Pasta Carbonara italiana puede parecer simple, pero los detalles en la técnica y la calidad de los ingredientes hacen una gran diferencia. Con estos consejos y trucos, podrás asegurarte de que tu Carbonara sea perfecta cada vez que la hagas.

Si te ha gustado la receta, compártela con tus amigos y familiares.

0/5 (0 Reviews)
Sin Comentarios

Publica un Comentario

¡Contenido protegido! Plagiar es un delito