ronda

Senderismo por Ronda: una de las ciudades más bonitas de Europa

Si has decidido practicar algún deporte de montaña, ¿por qué no empezar por una actividad que sea apta para todas las edades y estados de forma? El ejercicio físico al aire libre puede proporcionarte muchos más beneficios para tu salud de lo que crees.

¿Qué es el senderismo?

Como bien se deduce de su palabra, el senderismo se lleva a cabo en senderos. Solo que, a diferencia del excursionismo, son senderos bien delimitados y marcados, que puedes recorrer en unas horas y que sirven también para disfrutar del entorno. Se pueden transitar sin dificultad durante cualquier época del año, careciendo de grandes desniveles, precisamente para que pueda seguirlos prácticamente cualquier persona.

Practicar senderismo no solo sirve para ejercitar tus músculos: oxigenarse, desconectar del ruido, relajarse y reducir el estrés, son algunos de los beneficios añadidos. Sin olvidar que, por supuesto, se trata de una actividad completamente gratuita (no tienes que pagar nada por hacer el recorrido) y se adapta perfectamente a tu agenda particular. Se puede ir solo o acompañado, con amigos, familiares, o con tu familia perruna. Esta actividad es para todos los públicos.

Leer también:  Vías Ferratas

¿Dónde practicar senderismo?

puente nuevo ronda

No hace falta que busques mucho. Seguro que encontrarás algún sendero interesante cerca de tu ciudad. Recuerda que tiene que estar bien señalizado como tal. Pero, si te apetece cambiar de aires y aprovechar una visita turística, te invito a una de las ciudades más bonitas de Europa: Ronda.

Ronda ofrece numerosas visitas obligadas de gran interés, especialmente monumentos y lugares históricos. Además, también cuenta con varios senderos que pone en tus manos para que elijas el que mejor se adapte a tus gustos y habilidades. Si quieres empezar por el más sencillo, nada mejor que el sendero Ronda-Pilar de Coca, conocido entre sus habitantes como la ruta del colesterol.

Ruta de Senderismo en Ronda (Málaga)

El sendero Ronda-Pilar de Coca abarca una distancia de 9,27 kilómetros. Cuenta con un desnivel positivo de 77 metros y un desnivel negativo de 70 metros. Por cierto, este sendero, de fácil recorrido, lo puedes hacer a pie o en bicicleta. Como prefieras.

Esta ruta, que es circular, empieza en el polideportivo municipal cubierto de Ronda. Primero, te conduce por una carretera asfaltada, para que te vayas acostumbrando a la caminata. Y, después, por un carril terrizo, fácil de seguir.

Leer también:  Marcha Nórdica

Atravesando el arroyo de la Toma por un puente, empezarás a caminar por una suave pendiente a través del Cerro de la Pastora. Llegarás al Puerto de Bilbao, desde donde podrás disfrutar de unas vistas preciosas a lo que se conoce como los Llanos de Aguaya. Podrás vislumbrar la Sierra Hidalga y su conocida Peineta. Desde este lugar, también se puede apreciar el río Guadalevín y el Tajo de Pompeyo.

Cuando veas que empieza tu descenso, tendrás vistas a parcelas de olivos y de viñas. Las bodegas de Ronda son bastante reconocidas por sus vinos de gran calidad.

Dejarás atrás el Camino de Yunquera para avanzar por una vía pecuaria, el camino de los Pescadores. Sin abandonar el camino principal, llegarás al abrevadero del Pilar de Coca. El lugar idóneo para que descanses y tomarte un tentempié.

pueblo de ronda

Seguirás la ruta con unas vistas increíbles a los Llanos de Aguaya y a las sierras que rodean la Meseta de la ciudad. Volverás a caminar por una carretera asfaltada cuando ya estés cerca de la ciudad.

Leer también:  ¿Por qué practicar Trail Running en los Picos de Europa?

En este punto, te recomiendo que no pierdas de vista un antiguo acueducto que llevaba el agua a Ronda desde un manantial cercano.

puente nuevo de ronda

A continuación, llegarás a la bodega de la finca El Juncal. Cuenta con un hotel de lujo ubicado en unos jardines preciosos.

Pasarás por delante del Patronato Militar Virgen de la Paz. Este lugar marca el final de esta parte del sendero. Ahora ten mucha precaución con el tráfico porque tienes que cruzar la carretera.

Justo enfrente se encuentra la vía del tren. Encontrarás un paso habilitado especialmente. Podrás seguir tu marcha, en paralelo a la vía del tren, por la cañada Real de Córdoba y Granada hasta llegar a una venta: La Codorniz. Poco después, por un paso subterráneo sobre la línea del tren, llegarás al punto donde empezaste esta ruta.

¡Lo conseguiste! Has llegado al final del sendero.

Si te apetece, aprovecha el recorrido para hacer algunas fotografías como recuerdo y anímate para el sendero siguiente. ¿Te apuntas?

Para cualquier sugerencia o duda puedes dejar tu comentario aquí abajo ? o rellenar el formulario de contacto

 
 
Sin Comentarios

Publica un Comentario

¡Contenido protegido! Plagiar es un delito